Crónica Luz de Gas 09 junio 2017

Hooola,

Síiiii, ya sé que voy tarde, pero… más vale tarde… que no. Pues sí, hace 6 meses empezó la aventura del concierto en Luz de Gas y… en apenas 2 horas… se acabó, pero acabó feliz y yo también.

Luz de Gas, mi sala fetiche. Hay mucha gente que no entiende que me gaste el pastón que me gasto en alquilar la sala, hacer promo y… cuando voy con banda, contratar a los músicos y… quizás no tiene mucha lógica… mmm, no, definitivamente no la tiene, pero esto no va de lógica. Al final, uno tiene que hacer lo que le gusta, con lo que disfruta y yo con esto disfruto. El sonido de la sala (gracias Xavi y David) y las luces (gracias Edu) y el trato, gracias al resto del equipo, con Roger como cabeza visible, todo ello, todo es lo que me motiva y lo que me hace haber tocado ya tres veces en solitario y otras 4 con otras bandas, y las que quedan. Gracias también a La Madriguera de Mar Mota por echarme un buen cable con la organización, siempre va bien. Por supuesto a Álex (Bamf) y Juanito (casi Bamf) por los vídeos y el tiempo y la paciencia. Y… qué más decir, lo único negativo, que esperaba más asistencia tanto de conocidos como de desconocidos, pero… me quedo con los/as que sí vinisteis porque pudisteis, porque quisisteis que es lo más importante, MIL GRACIAS.

Fue un concierto más largo de lo que suele ser para alguien no conocido, como es mi caso. Estuve un par de horas, pero porque hablé bastante entre tema y tema. Toqué 27 canciones, que parecen muchas, pero al ir solo con la guitarra no había largas intros, solos o finales apoteósicos de 3 minutos, de esos que tanto me gustan. Entre las 27 varias versiones, creo que 7 u 8, porque, aunque tengo un montón de temas propios, disfruto mucho con las versiones también. Casi todas las mías fueron de Still Believe que, del mismo modo que el próximo disco, tiene un rollo más acústico y me permite tocarlas sin mucho problema. Hubiera tocado más y algún día haré conciertos de 3 horas o más, hasta que la voz aguante y tenga que parar. Me gusta cantar, me gusta tocar. Ahora, solo falta que guste lo que yo hago y en lugar de “pedir” la asistencia a mis conciertos, sean vuestro interés y ganas los que me lleven a organizar más conciertos, que se llenen de gargantas ávidas de cantar mis canciones. Ese día que… espero no tarde mucho en llegar, creo que llegaré a mi máxima felicidad musical. De momento, tengo que seguir trabajando mucho. Pero si digo esto es porque sé lo que es oiros cantar los nananas de Lost Opportunity o You’ve got to try this. O los uh uh uh del tema de Grease, The One that I Want. Y sé lo que es que me pongáis la piel de pollo.

En fin, gracias, muchas gracias otra vez.  Voy a ver si en unos días  puedo tener el vídeo íntegro del concierto y lo subiré a youtube (sí, las dos horas). Ahora, a partir de ya, a meterme a fondo en los arreglos del cuarto disco. Qué ganas tengo de meterme dos semanas enteras en Bucbonera Studios con Luis, Tomàs y seguramente Jose y Jordi, pero… aún tenemos que decidir muchas cosas.

Lo dicho, gracias por aguantarme, aunque sea un ratito.

Besos, abrazos y achuchones varios

Edu

No hay comentarios

Deja un comentario