Día 19 – desnudándola

Muy buenas noches

19 días ya… y seguimos avanzando, aunque ahora iremos trabajando en el estudio de forma más escalonada. Entre que no tengo ya más vacaciones y Tomàs tiene que ir acabando algunos otros proyectos, pues nos lo tomaremos con más calma. Eso sí, cuando nos vemos nos ponemos de forma muy intensa. Hoy estuvo Luis durante gran parte de la sesión, aunque se perdió la hora final, donde All Your Thoughts Are His apareció y decidió ser diferente.

Hemos empezado después de comer, a eso de las 16h estábamos revisando Makeup for Love, había algunas cosas de la primera mezcla que teníamos que poner más a punto. Mañana me la escucharé a ver si dimos en el clavo. Luego le ha tocado el turno a Long Time, el tema de bar como le solemos llamar. Sencillo en cuanto a instrumentos pero con un juego de voces que me gusta mucho hacia el final.  Nos ha llevado un buen rato, ya que las voces pedían su lugar y había que buscarlo con cuidado, que si no… se me ponen muy celosonas.

La idea era alargar más de lo habitual, al no poder quedar mañana y posiblemente solo un día del fin de semana, así que hemos empezado con otra de entre las que no tienen batería, para que fuera más sencillo y, hemos puesto All Your Thoughts Are His. Es una canción que tien mi voz (principal y una segunda), una guitarra acústica y un breve pero maravilloso solo de guitarra eléctrica de Luis, marca de la casa. Es una de esas canciones que puedes adornar con efectos y quedan enormes y ambientales, y la idea era esa pero… así de repente, le he dicho a Tomàs que quitara todos los efectos y que dejará mi voz y la acústica peladas, sin nada, solo lo que grabaron los micros y… la sensación ha sido increíble. Desde mi humilde punto de vista… arriesgado, ya que puede quedar más pequeña que el resto, pero mientras la escuchábamos, la sensación ha sido emocionante, de ansiedad, de ilusión, una sonrisa en mi cara al escuchar cómo sonaba. Tomàs, por su parte, ha sido el cómplice perfecto, emocionado casi tanto como yo, con la sensación de tener la desnudez de esa canción, dentro de un grupo de canciones que tendrán mil capas y mil efectos, algo distinto, sencillo, íntimo. Me gusta imaginar que quien la escuche sentirá que estoy a su lado cantando. No es una declaración de amor, es más bien todo lo contrario pero con una ilusión detrás y no, no es autobiográfica… jeje.

En fin, que ahí vamos, con 8 canciones ya y el fin de semana caerán posiblemente un par más. Es lo que tiene hacer 17… que parece que no se acabaaaa, y la verdad… por un lado quiero acabar, pero por otro… dejar estos procesos durante un tiempo largo, hasta que me ponga con el siguiente… buf… pues qué voy a decir, que lo echaré de menos.

Lo dicho, a dormir muy satisfecho con cómo están creciendo mis niñas.

Me voy a dormir!!!

besos, abrazos y achuchones varios

Edu

Etiquetas: , ,

No hay comentarios

Deja un comentario