El pasado concierto en Madrid

Hola,
bueno, ya han pasado un par de días o… ¿ya tres? desde el concierto en Sala Caravan. El balance como concierto, como placer por tocar con Luis y por la respuesta de los asistentes es bueno. El concierto estuvo bien, la voz estuvo en su sitio, así que bien. Como me viene pasando, el único pero lo pondría en la escasez de asistentes. Está claro que hace mucho que no voy a Madrid, antes iba más por trabajo y, por lo tanto, mis contactos allí se han ido perdiendo. Por suerte, no todos, así que desde aquí, aunque lo hice ya varias veces, gracias a lxs que encontrasteis un hueco para venir a vernos y disfrutar con el concierto. Como anécdota, pues un foco que iba cambiando de color y que me daba directamente en la cara y que resultó bastante molesto, pero bueno, no evitó que disfrutáramos. Sí es cierto que la parte “amarga” del asunto es la que no gusta ser mencionada, la económica.  Me resulta extremadamente costoso el viaje, incluso yendo solo, y me cuestiono varias veces si tiene sentido. Obviamente, cuando voy y puedo abrazar y besar a amigxs a lxs que hace tiempo que no veo, se me pasan los males, pero… igual valdría la pena que me hiciera un planteamiento real de mi situación y valorara cómo invertir, en serio, el dinero que  tanto me cuesta ganar, de manera que pueda seguir yendo a Madrid a besar y abrazar y que tocar no me suponga una inversión tan grande. Pero bueno, eso son reflexiones mías que necesito hacer y revisar.
Me quedo con lo que interesa, con que cuando toco o tocamos la sensación de lo que percibe el público es buena, que sé qué tengo que revisar, aunque no siempre lo haga, y que, sea como sea, no voy a dejar de ir a Madrid a tocar mis canciones, aunque vengáis pocxs pero altamente queridxs.

He aprovechado que estoy con las letras del quinto disco, que aunque las melodías me están contando cosas y quieren salir, de momento no están encontrando las palabras adecuadas y siguen escondidas. En menos de dos meses estaré grabando otra vez en la Bucbonera. Ya será el quinto disco en solitario, que no es poca cosa y creo, estoy seguro de que las nuevas canciones, mis nuevas queridas niñas van a sonar muy, muy bonitas.

Buenas noches,

Besos, abrazos y achuchones varios,
Edu

No hay comentarios

Deja un comentario