El terror de las maquetas caseras

Muy buenas,

aunque con cuentagotas, intento ir desgranando por aquí algunos aspectos de lo que me supone grabar los discos. Hoy le toca el turno al proceso de revisar todas las maquetas caseras pero no como canción en conjunto, si no instrumento por instrumento.

A nadie se le escapa, porque lo he dicho ya en alguna ocasión que lo mío con los instrumentos, especialmente guitarras y bajo, es un tema de uso muy práctico. No soy en absoluto buen guitarrista, aunque llevo casi 20 años tocando y mucho menos buen bajista, apenas llevo unos 3 o 4 años desde que me compré el mío. Pero bueno, la verdad es que para componer me basto y me sobro, ya que no busco calidad en lo que hago, si no la base sobre la que trabajar después, en el estudio. Mis maquetas apenas las escuchan, aparte de los músicos y el técnico, 5 o 6 personas a las que aviso de la calidad de lo que van a escuchar. No es excusa, es simplemente que no me molesto en retocar nada. Los errores, si no son tremendos, se quedan allí ya que no molestan a la hora de escuchar y los músicos que luego grabarán las canciones están de vuelta de todo este proceso. Pero, estos días he tenido que llevar a cabo un proceso que deja, literalmente, mis vergüenzas al aire. Para poder preparar las sesiones, he tenido que separar cada una de las pistas de cada canción. Es decir, voz, las guitarras que pueda haber, bajo y batería. Y he tenido que escuchar todas y cada una de esas terriblemente mal ejecutadas pistas, una por una. Lo único que se salva es la voz y… más o menos, ya que en muchas ocasiones, sobre todo en el primer proceso de la maqueta, antes de tener la letra, grabo las primeras tomas de las melodías que me vienen a la cabeza sin preocuparme demasiado de pequeños desafines, pero bueno… insisto que eso no es lo peor. Eso sí, escuchar según qué guitarras, que tapadas por el resto de instrumentos quedan dignas, es poco menos que sonrojante. Y lo peor de todo es que eso, así, separado, terrible lo van a tener que oír Luis y Tomàs ya que es necesario para el proceso de grabación, dado que hay guitarras que tienen que hacer una melodía concreta y si no se separan es difícil descifrarlas. Pero bueno, la confianza ayuda en estos casos y sé que no me lo van a tener demasiado en cuenta.

En fin, quería compartir esto con quien lo lea. Supongo que habrá quien lo encuentre interesante.

Besos, abrazos y achuchones varios,
Edu

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios

Deja un comentario